Habitat nocturno madrileño

Me vais a permitir que hoy haga de copión y ponga en miblog una entrada que pensamos Vike y yo, pero que ha redactado él, con eso de que dice que es periodista! Creo que es muy buena y seguramente os riáis bastante:





Aviso: Entrada larga de cojones.

Qué representa la imagen superior? Alguna disposición de átomos? No. Algún tipo de molécula? Tampoco. La densidad de población de una zona? Algo parecido. Es una obra de arte? Ni pa dios. Es, así muy aproximadamente, la distribución poblacional de ciertos lugares, en momentos concretos del día. Lo que vienen siendo muchos pubs o bares o discotecas madrileñas los fines de semana por la noche. Puntos rojos, mujeres; puntos azules, hombres. Como veis, está muy desequilibrado el panorama. Sería lo que muchos denominarían una plantación de nabos.
Antes de seguir con mi disertación científica de palo, decir que obviamente lo que diré más adelante no sé da igual en todos los lugares ni momentos, ni que todos los sujetos se comporten de igual manera en este escenario modelo. Obviamente.
La situación que se suele producir en numerosos garitos de Alonso Martínez, Huertas, Moncloa, Arguelles, Torre Europa o la Avenida de Brasil (es decir, muchas de las zonas de marcha capitalinas) es la siguiente: Muchos más hombres que mujeres. Cómo puede ser eso posible? Ni puta idea, troncos, pero es lo que uno ve con estos ojitos. En el 95% (sino el 100%) de los sitios, siempre hay más tíos que tías. Y en ocasiones con una diferencia desmesurada tipo probabilidades de que el Barça o Madrid gane la liga, es decir, 70-30 o similares. Alguien sabe por qué sucede esto?
Bueno, partiendo de los datos de población cuantitativos, podemos pasar a los cualitativos. Muchos de los tíos son o peloscenicero, o quillos, o macarrillas o similares. Es decir, lamentables a primera vista (oye, quizás luego sean tíos de pu*a madre, quizás), según mi base empírica sobre ellos. Últimamente he visto aflorar un nuevo tipo: los sonys. Es decir, los que se creen Sony Crockett recién llegado de Corrupción en Miami, que creen que van arrasando por el mundo con su americana y sus zapatos de piel de serpiente y que en ocasiones te miran a ti, simple hombre de a pie, incluso con cierto desprecio o sorna. Lo que en verdad tiene huevos.
El posicionamiento o despligue que llevan a cabo por el local es más sencillo que el mecanismo de un sonajero. Avistar un grupo de chicas y situarse disimuladamente o no al lado. Da igual que ya estén rodeadas, se empuja, se mete un poco de codo por lo bajini y al ataque. El ataque consiste en numerosas ocasiones en esperar el más mínimo roce de cualquier fémina para empezar el ataque a degüello. Es decir, que es una táctica que siempre les permite iniciar el ataque: sitio pequeño, mucha gente, mujeres bailando, algún roce seguro. A partir de ese momento el asedio se vuelve aú n más intenso, y se producen sucesivas oleadas de picopalistas rmbo a su objetivo. Estos picopalistas ejecutan la táctica del engatusamiento o embelesamiento de la fémina, vulgarmente llamado tirar de pico y pala.
Este momento conlleva ya el ataque continuo a lo largo de la última noche, intentando arrimar cebolleta en cantidades industriales, acercándose lo más posible a la interlocutora (es que con el ruido no te oigo), ofreciendo bebidas, presentando amigos, etc. Es decir, en este momento ya el grupo de mujeres (ya sean 2 que 20) se encuentra completamente sitiado (y observado (cuando no diseccionado con la mirada)) en casi todos sus frentes por grupos de hombres (como bien ejemplifica mi logradísimo dibujo). Muchas veces el objetivo es sacar a la presa, alejarla de la manada y cual documental de la 2, lanzarse a una lucha encarnizada donde las amistades entre los sujetos del propio grupo de amigos quedan al margen.
A medida que la noche avanza se puede ver como ya la integridad original del sujeto se pierde y es capaz de cualquier cosa. Sale en fotos que nunca tendra (cosa que me cuesta entender), bailar en plan Bisbal, se descamisa todo lo posible, intenta lucir abdominales como sea, etc. La degradación de estos sujetos suele ser total. Pero aún así, muchos de estos sujetos incluso ligan y todo, lo cual me hace replantearme hacia dónde va la raza humana, aparte de hacia la autoextinción o, también es posible, la patada en el culo de la propia Madre Tierra. No sé qué pensarán las mujeres de todo lo que he dicho, pero me gustaría conocer sus opiniones...
Pues eso.

4 comentarios:

Esther dijo...

¡ Más chicos que chicas! No lo sabía y realmente me sorprende muchísimo.
Creo que los jóvenes y sobre todo los de generaciones más pequeñas que las nuestras, solo piensan en sexo y juerga y no se dan cuenta de que hay cosas más importantes, lo que es una pena...

Un abrazo virtual.

Gab dijo...

La verdad, no sabía que habían tan pocas chicas, pobrecitas!
La cantidad de leones que las rodean...

Pero por lo menos los muchachos se arriman, tratan de hablarles para empezar a acercarse, acá no pasa nada! son muy quedados aquí en Canadá y no saben cómo encarar a una chica, la mayoría de las veces las chicas suelen encararlos, y la mayoría son muy rápidas...

Eder dijo...

Desdee la lejania puedo corroborar esa teoria. La gráfica se corrsponde totalmente con los bares de Bilbao x ejemplo. Y lo de la autoextinción de la raza humana... pues con personajes asi en los bares estoy de acuerdo :P

Salu2!!

Heavybm dijo...

Es bueno saber que en todos los lugares es igual. Me avergonzaba de nuestro sexo. No me extraña que nos digan que todos somos iguales...